NI COPY NI RIGHT

NI COPY NI RIGHT: Las fotos de este blog son del autor, salvo que se indique expresamente lo contrario. Piratearlas si queréis, no disfrutaréis tanto como yo haciéndolas (abajo del todo, más fotos)

25/8/2014

Notting Hill Carnival 2014 1st time
























Notting Hill Carnival 2014, 2nd time


















No es el Far West, qué va, pero está más al oeste del oeste, esto es, al oeste del final del oeste, o del West End: Notting Hill. Tres días de carnaval, festival y desmadre, música y comidas callejeras, el último fin de semana de agosto que, al menos este año, aquí en Londres parece más bien el comienzo del otoño. En teoría es caribeño, fundado por la colonia jamaicana que se instaló aquí en el siglo pasado, aunque ahora la mezcla es aún mayor, pero dominan pieles marrones, oscuras, templadas y tibias, desde la canela a la antracita. No es el Far West ni tampoco es el apabullante Carnaval de Río ni la sofisticación impostada de Venecia, para qué exagerar, estamos en Londres y eso no hace ninguna falta; en Londres al oeste del oeste, pero bastan y sobran estos tres días para comprobar que los blanquitos y la mayoría de las blanquitas, salvo portentosas excepciones, no vienen de fábrica con ese motorcito instalado en el culo y en las caderas que señalaba Jack Lemon como una posibilidad verosímil para explicar los movimientos de Marilyn Monroe en Con faldas y a lo loco.


Sábado, domingo y lunes (aquí festivo), los últimos del verano. Orquestas en tarimas y en camiones abiertos, puestos callejeros de baratijas con la sempiterna combinación del rojo amarillo y verde; de comida —el famoso jerk chicken; en traducción libremente mía: pollo agilipollado, o agilipollo, o pollo volteado, en plan más correcto—; baile, desmadre y borracheras. Luego la cosa sigue en las after-parties que proliferan desde en baretos de mala muerte hasta pubs señoriales, y en patios y jardines de casas particulares. Y me callo que parezco la página oficial de turismo de algún sitio de más al Este de este Oeste.

Este es un festejo para jóvenes, no para fotógrafos mirones maduros. Y siendo más esquemático todavía, es una fiesta donde los blancos (jóvenes) se emborrachan (deben dar un premio al que lo consiga antes) y los negros y tostaos (jóvenes, viejos y entrecanos) bailan. Aproximadamente.

Hoy lunes, festivo y último día, llueve. Mañana es laborable y aquí casi otoño. Melancolía y resacas.

Todas las fotos son de la mañana del domingo, luego el desmadre es demasiado caótico como para arriesgar mi Leica.

24/8/2014

En bici como una moto



En Londres, con sus atascos y su transporte público carísimo y las limitaciones para circular por los 'boroughs' centrales, la bici es un medio de transporte elegido por muchos. Pero no nos engañemos, como en el caso de los conductores de automóviles, hay muchas clases distintas de ciclistas. Este, a punto de abandonar un edificio de lunares, este, digo, recio y dispuesto, se ve venir que circula como una moto, como las aparcadas a su lado.

Obediencia



Sin palabras, por mi parte, porque en realidad hay dos, escritas en el suelo, y se les hace caso.
   
Londres, Melbury Road, agosto, de 2014 

22/8/2014

El tabernáculo, 2










The Tabernacle,  Notting Hill, Londres, agosto, 2014: Conspiraciones previas al carnaval

El tabernáculo







The Tabernacle; Notting Hill; Londres, agosto, 2014